¿Cómo reparar un lavavajillas que no desagua?

lavavajillas por dentro

Si al poner un ciclo de lavado de tus platos en el lavavajillas puedes apreciar un charco de agua fuera del electrodoméstico, tienes un problema en el sistema de desagüe del lavavajillas. Esto provoca que el aparato no absorba correctamente el agua. La causa puede ser un atasco en la bomba de agua encargada de filtrar los líquidos.

¿Cuáles son las causas de que un lavavajillas no desagüe?

Son 4 las principales causas por las que se produce que el lavaplatos no desagüe el agua perfectamente:

  • Avería en el modulo eléctrico: Este problema viene dado por un problema en la placa electrónica en el lavavajillas. Lo más recomendable es contactar con un servicio técnico en lavavajillas que pueda reparar o sustituir la placa.
  • Obstrucción en la bomba de agua: Suele pasar cuando se acumulan resto de comida o cristales en la bomba de agua. Por lo que se produce un problema con el desagüe.
  • Obstrucción de la manguera: En este caso la obstrucción esta en la manguera saliente de agua. Lo mejor es vaciar el agua que exista en esta en un cubo y comprobar su limpieza.
  • Dobladura de la manguera: Si con anterioridad la manguera ha sido manipulada puede que esta haya quedado en una situación difícil para la circulación del agua. Por lo que debe moverse el friega platos y colocarla en una situación adecuada.

¿Cómo solucionar el problema con el desagüe de agua?

Como hemos mencionado antes una de las averías más frecuentes por las que no desagua el lavavajillas es debido a una obstrucción en la bomba de agua.

Normalmente su reparación no requiere de un técnico, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Se quita el filtro que protege la bomba de desague, para mayor comodidad puede quitarse también el aspersor.
  2. Posteriormente nos encontraremos con el protector de la turbina de la bomba, normalmente suele ser de color blanco y fácil de detectar. Debemos quitarla con cuidado, tirando hacia fuera.
  3. Una vez se ha retirado la chapa de la bomba, lo más recomendable es hacerlo con guantes por si nos encontramos con cristales que puedan cortarnos, se procede a introducir la mano para retirar cualquier tipo de basura o resto que hayan podido quedar atascado tras el lavado.
  4. Para finalizar hay que comprobar que la turbina de la bomba gire correctamente, que no siga ningún tipo de resto que impida su correcto funcionamiento y por lo tanto pierda agua

Si tras haber realizado la limpieza de la bomba esta sigue dando problemas la solución será acudir a un servicio técnico, ya que lo más seguro es que la bomba este en mal estado y sea necesario cambiarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button LLAMAR