Calentador de tiro forzado

imagen del agua caliente del calentador de tiro forzado

Actualmente, hay una gran variedad de formas de vivienda, cada una con ciertas características que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir un nuevo aparato electrónico como es, en este caso, un calentador.

A continuación, veremos uno de los tipos de calentadores que pueden adquirir según las características de su vivienda, los diferentes aspectos que posee y su funcionamiento.

¿Qué es un calentador?

El calentador es el encargado de suministrar agua caliente al hogar de manera instantánea para que podamos llevar a cabo diferentes tareas cotidianas como bañarse, lavar los platos, cocinar, limpiar la casa, entre otras cosas. 

Existen diferentes factores que se deben tener en cuenta cuando de seleccionar un calentador se trata. Entre los más importantes nos encontramos con el tipo de ventilación para la combustión que deseamos o necesitamos para nuestra vivienda.

Calentador de tiro forzado

Los calentadores de tiro forzado son la opción idónea si nuestra instalación de salida de gases es obstaculizada por el viento y queremos asegurarnos de una evacuación de gases quemado, eficaz y segura.

Los calentadores de tiro forzado incorporan sistemas de ventilación eléctricos que asisten la salida de los gases producidos durante la generación de agua caliente sanitaria. Aseguran un espacio fresco y ventilado para un rendimiento óptimo con la máxima seguridad. Son compatibles con gas butano, gas natural y propano y su encendido es electrónico.

A diferencia de los calentadores atmosféricos de tiro natural, que expulsan los gases quemados de forma natural (y que, por tanto, necesitan unas óptimas condiciones de diseño de evacuación de gases quemados), los calentadores de tiro forzado disponen de un ventilador integrado que garantiza una correcta evacuación de los gases quemados al exterior de la vivienda.

Si detecta algún fallo en la máquina lo mejor será contactar con profesionales de calentadores

Diferencias entre tiro natural y tiro forzado

Existe una manera de clasificar los calentadores. Suele ser la más frecuente y que además forma parte de uno de los factores que no se pueden dejar de contemplar cuando de adquirir uno de estos equipos se trata: por un lado, existen los calentadores de tiro natural y por el otro los de tiro forzado.

Los calentadores que evacuan a través de tiro forzado cuentan con un sistema potente de ventilación en su interior para que se puedan eliminar los gases correctamente, y son especialmente recomendados para espacios con superficies limitadas y que no cuenten con un conducto comunal. Los de tiro natural en contraste pueden instalarse tanto en patios como en cocinas, y se recomiendan para lugares que cuenten conductos comunales.

La principal diferencia entre estos dos tipos se encuentra en el modo de evacuación y ventilación de la combustión que realizan al momento de funcionar. Los de tiro natural liberan sus humos mediante una chimenea regular y los de tiro forzado disponen de un sistema de ventilación que trabaja de manera complementaria con la chimenea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button LLAMAR