¿Termo eléctrico o calentador de gas?

Terno eléctrico o calentador de gas

En el sector del agua caliente sanitaria existen juntos con las calderas, los termos eléctricos y calentadores a gas. Es importante conocer las condiciones específicas de uso que se le vaya a dar al electrodoméstico para decantarse por uno u otro. Ambos gozan de gran popularidad y sin duda son bastante eficaces. A continuación, te contamos las diferencias entre ambos y los aspectos para tener en cuenta a la hora de instalar uno u otro.

Termo eléctrico

El termo eléctrico es un electrodoméstico encargado de aportar agua caliente sanitaria al hogar. El proceso de obtención de agua caliente se produce a través de una señal eléctrica que calienta el agua que se alberga en el tanque. De este modo se obtiene el agua caliente y en gran cantidad.

Estos termos son muy útiles ya que calientan con gran rapidez el agua, esto permite evitar desperdiciarla y ahorrar en facturas de agua. Pero bien es verdad que a la hora de obtener un termo hay que tener en cuenta la cantidad de personas que van a utilizar el agua caliente.

Al provenir el agua caliente del tanque del termo está también puede terminarse y por lo tanto volver a calentarse el agua nueva. Esto lleva un tiempo. Por otro lado, también estos suelen necesitar un espacio amplio para la ubicación del tanque, el cual es más grande cuando haya más personas en la vivienda. Su diseño puede ser vertical o horizontal y algunas veces pueden llevar otro tanque adicional.

Calentador de gas 

Los calentadores a gas actualmente gozan de gran popularidad a la hora de calentar el agua. Los más populares y modernos son aquellos sin llama piloto. Estos también suelen ser eléctricos y capaces de calentar el agua de forma instantánea al igual que los termos.

La diferencia de gases es su forma de calentar el agua. En los calentadores a gas el agua pasa por las tuberías que a su vez funcionan como fogones y por lo tanto van calentando el agua que sale a los grifos constantemente.

Otra diferencia es que estos calentadores realizan la combustión de gases, normalmente dentro de una cámara hermética (calentadores estancos). Los gases utilizados para esta combustión pueden ser: butano, propano o gas natural.

Con respecto a que tipo de calentador utilizar, siempre será necesario (al igual que con el termo) conocer el número de personas en el domicilio que van a utilizar el agua caliente, a cuanta más cantidad de gente mayor debe ser la capacidad del calentador. El precio de estos dependerá de la marca y los litros que pueda albergar este electrodoméstico.

Los calentadores a gas actualmente gozan de gran popularidad a la hora de calentar el agua. Los más populares y modernos son aquellos sin llama piloto. Estos también suelen ser eléctricos y capaces de calentar el agua de forma instantánea al igual que los termos.

La diferencia de gases es su forma de calentar el agua. En los calentadores a gas el agua pasa por las tuberías que a su vez funcionan como fogones y por lo tanto van calentando el agua que sale a los grifos constantemente.

Otra diferencia es que estos calentadores realizan la combustión de gases, normalmente dentro de una cámara hermética (calentadores estancos). Los gases utilizados para esta combustión pueden ser: butano, propano o gas natural.

Con respecto a que tipo de calentador utilizar, siempre será necesario (al igual que con el termo) conocer el número de personas en el domicilio que van a utilizar el agua caliente, a cuanta más cantidad de gente mayor debe ser la capacidad del calentador. El precio de estos dependerá de la marca y los litros que pueda albergar este electrodoméstico.

¿Qué elegir?

Una vez que conocemos las principales diferencias entre uno y otro es momento de elegir.

Nuestra elección vendrá recomendada por el tipo de vivienda y temperatura que le rodea. Por ejemplo, para viviendas más grandes y en zonas más frías se recomienda un termo. Ya que puede almacenar grandes cantidades de agua y hay espacio suficiente para la ubicación en estanques.

Por otro lado, los calentadores a gas serán más recomendados en aquellas viviendas con 3-4 personas. Su capacidad es menor y su tamaño también por lo que facilita su instalación en pequeñas viviendas. Además, es recomendable en aquellos lugares donde el ambiente no sea tan frío.

Siempre a la hora de instalar un termo o un calentador eléctrico lo mejor será contactar con un servicio técnico de termos o calentadores profesional que lo realice.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button LLAMAR