Fallos más comunes en vitrocerámicas.

Reparación placa de inducción

La vitrocerámica es un electrodoméstico cada día más esencial en nuestras cocinas. Superando poco a poco por completo a las cocinas de gas, actualmente las vitrocerámicas se enfrentan con las cocinas de inducción a la hora de ocupar un lugar en nuestros hogares. ¿Pero cuáles son los fallos más frecuentes que se dan en las vitrocerámicas?

Cuatro son los principales fallos que se pueden dar, pero no los únicos:

Rotura de cristal

No hay que pasar por alto que las vitrocerámicas son extremadamente sensibles a cualquier golpe que pueda sufrir su cristal. Estos golpes pueden causar roturas o grietas, las cuales impiden seguir con la actividad de cocinar ya que podría filtrarse algún tipo de líquido o sustancia por aquella rotura, provocando un cortocircuito o cualquier tipo de fallo mayor. Por eso siempre ante rotura de cristal se recomendará cambiar la vitrocerámica por otra en buen estado.

No se enciende:

Otra de las causas del no correcto funcionamiento de una vitrocerámica puede ser el hecho de que no se encienda. Esto pueda pasar aisladamente en uno de los fuegos, entonces el problema sería simplemente de este, siendo la causa más común algún tipo de fallo en la conexión del hilo, por lo que lo más recomendable es cambiarlo con un servicio técnico especializado en ello.

Otra de los motivos podría ser que no encendiera ninguno de los fuegos y por lo tanto el fallo sea el error de algún fusible, los termostatos o las placas de control. Suele pasar en muchas que se enciende en un principio y finalmente acaban apagándose. Lo más recomendable sería remplazarlos y ver si el fallo sigue persistiendo.

No se apaga:

Otro posible inconveniente que se produce con las vitrocerámicas es que pesé a nosotros haber apagado un fuego en concreto este siga encendido y no se apague. En primer lugar, hay que tener paciencia, las vitrocerámicas siempre tardan un determinado tiempo en apagarse, no son instantáneas como podían serlo las de gas, por ejemplo. Pero si este problema persiste en un tiempo prolongado lo más posible es que el problema sea del módulo de potencia, que se encuentra en mal estado. Esté se encarga de activar el sistema para generar calor directamente al recipiente.

No calienta lo suficiente:

Puede existir el problema de que tu fuego o varios fuegos de tu vitrocerámica no calienten con la potencia que tu requieras. Este problema se debe en gran medida a la tensión que pueda estar llegando a la resistencia. Si esta no es la suficiente el fuego no calentará como es debido, si una vez revisado esto el problema persiste la causa podría tener su origen en la placa de control. Estos son cuatro de los principales problemas que pueden surgir en una vitrocerámica, pero no los únicos, son electrodomésticos sensibles y por lo tanto un mínimo fallo puede causar averías más problemáticas. Si existe cualquier problema no dude en contactar con un servicio técnico especializado.

2 comentarios en “Fallos más comunes en vitrocerámicas.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button LLAMAR