Lavavajillas ruidoso: causas y soluciones para un funcionamiento silencioso

Lavavajillas ruidoso: causas y soluciones para un funcionamiento silencioso

A diferencia de la lavadora, los lavavajillas no suelen generar ruidos excesivamente molestos. Lo normal es que el ruido del lavavajillas venga procedente del propio funcionamiento del electrodoméstico. Estos ruidos suelen darse en forma de pitido, zumbido ligero o ruido de golpeo entre el agua y los platos. 

De todas formas, es recomendable conocer e identificar los diferentes ruidos que se producen en el lavado, porque puede darse algún otro ruido fuera de lo común que este ocasionando una avería en su lavaplatos. Adicionalmente también debes conocer cuáles son los programas que más consumen, de esta forma podrás seleccionar los programas más económicos.

Como hemos mencionado anteriormente, los lavavajillas no suelen ser electrodomésticos que generan ruido fuera de su funcionamiento normal. Sin embargo, si el ruido es muy alto/molesto, pueden existir 4 causas que lo están causando: 

  1. Problemas con la bomba de agua: El problema aquí se suele ver rápido, ya que el principal síntoma es que no desagua correctamente. Aquí debemos comprobar que los filtros están limpios, si es así, seguramente el problema esté en la bomba de desagüe y se necesite un técnico de lavavajillas para su revisión. 
  2. Desgaste del rodamiento del motor: El primer signo de fallo de un rodamiento es una vibración excesiva. Entonces el rodamiento suele calentarse a niveles altos y aquí es donde se producen ruidos molestos y excesivos. Este fallo provoca que las fuerzas de fricción produzcan giros muy ruidosos y generen desgaste en la máquina. 
  3. Obstrucciones en el sistema de drenaje: Suele tener unos síntomas parecidos a los problemas con las bombas de desagüe. Aquí se produce una entrada y salida del agua dificultosa. Lo primero que se debe comprobar es el filtro. Una correcta limpieza puede solucionarlo. 
  4. Desajustes en los ajustes de los rociadores. Los rociadores son los encargados de distribuir el agua a partes iguales por todo el lavavajillas. A veces pueden recibir algún golpe y partirse o quedarse en una mala posición, esto provoca un ruido muy molesto, lo mejor es comprobar que están en perfecto estado. 

El ruido en un lavavajillas es muy molesto. No solo puede afectar a su vivienda, sino que puede causar problemas o molestias a sus vecinos. Por ende, la calidad de vida en el hogar puede verse reducida. 

Este impacto también es un síntoma muy notable de que se está produciendo una avería en el lavaplatos. Si no se tiene conocimiento o se tienen dudas, antes de tocar el lavaplatos, recomendamos contactar con un reparador especializado para su revisión

Recuerde que, si su lavavajillas ha sido adquirido en un plazo de tiempo inferior a los 2 años, puede solicitar a la garantía de la marca del lavaplatos o del vendedor oficial, que le revise el lavavajillas sin coste extra alguno. 

A continuación, detallaremos las soluciones para este problema y algunas recomendaciones para prevenir esta avería en su lavavajillas. 

  1. Mantenimiento regular: La limpieza y un correcto uso son vitales, pero evitar este problema y alargar el tiempo de vida de su lavavajillas. Lo ideal para evitar el ruido es realizar una limpieza periódica de filtros, una inspección de los rociadores y una correcta lubricación de los rodamientos del motor. Estos últimos son muy importantes de cuidar, ya que su reparación suele ser muy costosa. 
  2. Sustitución de las piezas desgastadas: Un lavavajillas puede generar varios problemas, no hay que dejarlos pasar, ya sea un mal desagüe o que suelte agua por debajo, lo mejor será siempre contactar con un técnico que lo revise. 

Revise en primer lugar que el ajuste de su lavavajillas está correcto. Otra cosa que se debe revisar será el uso de los amortiguadores de sonido y aislamiento acústico, con ello se puede acabar con el ruido molesto. Aquí podrá encontrar los 5 errores o averías mas comunes en un lavavajillas.

Después de explorar las causas del ruido en los lavavajillas y las posibles soluciones para un funcionamiento más silencioso, es evidente que reducir el ruido es fundamental para mejorar la experiencia en el hogar. Al abordar los problemas subyacentes, como el mantenimiento deficiente o las piezas desgastadas, los propietarios pueden disfrutar de un lavavajillas que no solo limpia sus platos, sino que también opera de manera silenciosa, promoviendo así un ambiente más tranquilo en la cocina y en todo el hogar. 

La implementación de las recomendaciones proporcionadas no solo mejora la comodidad en el hogar, sino que también contribuye a una vida cotidiana más placentera y armoniosa para todos los miembros de la familia.

Ver la entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Puedes consultar nuestra política de privacidad en el siguiente enlace: ver política
LLAMAR